jueves, 16 de noviembre de 2017

la palabra es evocación



La palabra es evocación.
Y evocar es llamar, hacer venir, hacer salir. 
También es provocar, excitar; o ejecutar una "accio", en el sentido de producir. Incluso levantar el ánimo.
Evocar es traer algo a la memoria o a la imaginación. Traer de la memoria; y también llevar a la memoria, o a la imaginación de algo futuro; recordar una cosa a otra por su semejanza, o llamar a los espíritus y a los muertos para que se nos muestren. 
Y todo eso, en la palabra común que nos habla de las cosas, y en la palabra propia que nos habla de las personas. Y es que la evocación es lo que las hace diferentes. 
Por ejemplo: "cielo" puede evocar, según a quien y en qué situaciones, ese lugar etéreo que llamamos espacio, en su infinitud; o puede evocar esa irreal imaginación de un lugar donde habitan los espíritus, o donde algunos esperan habitar eternamente. 
La palabra que llamamos nombre propio nos evoca, por diversos motivos, imaginaciones diferentes. Así Sófocles nos evoca "teatro", lo mismo que Pablo nos puede evocar (traer o llevar a la memoria o imaginación) "pintura" (por Picaso), o "santidad" (por Pablo de Tarso). 
Mi nombre mismo puede evocar a los demás "suspense" (así algunos me han apodado, cariñosamente Alfred Hitchcock). Y derivaciones de mi nombre, por ejemplo: Freduco, Fredito... me evocan ahora mismo a la gente que más me ha querido y que me quiere.
Los que más me quieren me llaman Fredito. 


 © agf     

miércoles, 15 de noviembre de 2017

rogo no plaudite


"Se ruega no aplaudir, hasta el final de la lectura"...




rogo no plaudite
                  (1)

                                  "Donec cantor vos "plaudite" dicat" (Horacio)


no conviene aplaudirse uno a si mismo,
ni siquiera estando satisfecho de su obra.


el aplauso puede ser un golpe seco,
y convertirse en un ruido que hace herida;


como la fuerza de las olas en el mar,
como el batir de unas alas en el cielo.


el buen cantor hace que la gente espere en silencio
hasta el final de la representación, y si gustara.

(1: se ruega no aplaudir)

                                                                © agf


OTRAS ENTRADAS ANTERIORES